Pobreza, Complicaciones al Nacer y Problemas Familiares Afectan el Bienestar de la Niñez y Juventud




March 15 2011

Contacto:
Nayda I. Rivera-Hernández
(787) 649-9501
nrivera@nclr.org
 

Un nuevo informe del NCLR documenta los riesgos en cada uno de los 78 municipios de Puerto Rico


San Juan, P.R.—El informe NUESTROS NIÑOS CUENTAN – Puerto Rico Libro de Datos 2010, publicado hoy por el NCLR (Consejo Nacional de La Raza por sus siglas en inglés), muestra un preocupante panorama estadístico de la niñez y juventud en Puerto Rico tras un análisis de las condiciones de los niños en cada uno de los 78 municipios de la isla. En una rueda de prensa que tuvo lugar hoy en las oficinas de Fondos Unidos de Puerto Rico, expertos y demógrafos tanto del NCLR como de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, explicaron su creciente preocupación por el bienestar de los niños en toda la isla y sus perspectivas para el futuro.

Los investigadores recopilaron y analizaron una gran cantidad de información sobre la demografía, salud, educación y bienestar socioeconómico de los residentes menores de 18 años de Puerto Rico. El libro destaca algunos de los hallazgos más importantes y preocupantes de los investigadores del NCLR: cientos de niños mueren cada año en Puerto Rico y miles más están en riesgo de no alcanzar su pleno potencial debido a la pobreza, estructura familiar o comportamiento arriesgado.

“Para contar con políticas que apoyen a nuestra juventud de manera eficaz, necesitamos información exhaustiva y necesitamos entender los factores que afectan su bienestar”, dijo Nayda Rivera-Hernández, analista sénior de investigación del NCLR y autora del informe. “El informe NUESTROS NIÑOS CUENTAN – Puerto Rico Libro de Datos 2010 nos reta a todos –formuladores de políticas, organizaciones sin fines de lucro, grupos comunitarios y el sector privado– a mirar a los niños y jóvenes de Puerto Rico con base en los hechos y preguntarnos qué podemos hacer para mejorar su futuro y así, el de nuestro país”.

Según el libro, los niños y jóvenes de Puerto Rico tienden a estar agrupados en ciertas regiones de la isla. Más de uno de cada cuatro personas menores de 18 años (27.5%) vive en uno de los siguientes cinco municipios: San Juan, Bayamón, Ponce, Carolina y Caguas. La población varía desde 500 en Culebra hasta más de 96,000 en San Juan.

Otros hallazgos clave del informe NUESTROS NIÑOS CUENTAN – Puerto Rico Libro de Datos 2010 incluyen:

  • Inquietantes índices de pobreza infantil. Durante el período 2006–2008, los índices de pobreza infantil oscilaron entre el 35.4% en Trujillo Alto y el 77.8% en Orocovis. Los municipios con elevada población urbana, tales como Bayamón, Caguas, Carolina, San Juan y Arecibo, tuvieron índices de uso de asistencia pública relativamente bajos.
  • Altos índices de jóvenes en ociosidad. De todas las jurisdicciones de EE.UU., Puerto Rico tiene el porcentaje más alto de adolescentes que no estudia ni trabaja (14.6%). Humacao (21.1%) y San Lorenzo (19.7%) encabezaron la lista de municipios que tienen información sobre los años 2006–2008.
  • Riesgo elevado de complicaciones de salud al nacer. Los niños que nacen en los municipios del sur, tales como Sabana Grande (29.4%), San Germán (28.0%), Maricao (26.0%), Gurabo (25.5%) y Guánica (25.0%), enfrentan un riesgo mayor de ser prematuros que los niños que nacen en los municipios del norte. Otros municipios, incluyendo Humacao (64.5%), Naranjito (62.4%), San Lorenzo (62.3%), Las Piedras (62.1%) y Yabucoa (61.5%), tienen los porcentajes más altos de nacimientos por cesárea en Puerto Rico.
  • Altos índices de padres adolescentes. Aunque Puerto Rico tiene uno de los índices más altos de nacimientos a adolescentes en EE.UU., los municipios en áreas rurales y en el centro de la isla tienen los índices más altos de toda la isla. Vieques (114.4 por cada 1,000 mujeres entre los 15–19 años), Cataño (96.7), Comerío (92.1), Ciales (85.9) y Arroyo (82.6) tienen los índices de nacimientos a adolescentes más altos, mientras que Lares (28.7 por cada 1,000 mujeres entre los 15–19 años), Aguada (34.9), Quebradillas (36.1), Trujillo Alto (38.3) y Hormigueros (38.3) tienen los índices más bajos.

“A pesar de que los datos muestran los muchos obstáculos que enfrentan los niños y jóvenes en Puerto Rico, tenemos que recordar que los niños se adaptan rápidamente a sus circunstancias”, dijo Rivera-Hernández. “Si nuestras políticas se dirigieran a ayudarlos a llevar una vida sana y segura para aprender y alcanzar logros académicos, entonces tendríamos ciudadanos productivos preparados para los retos del futuro”.

El NCLR ha administrado el proyecto KIDS COUNT – Puerto Rico por los últimos 9 años y ha contribuido a reforzar la información sobre el bienestar de la niñez y la juventud a través de publicar informes, mantener en línea y como recurso gratuito, la base de datos del Centro de Datos KIDS COUNT y participar en múltiples iniciativas para defender y apoyar a los niños de la isla.

El NCLR ha hecho un llamado para mejorar la recopilación de datos y el acceso a la información sobre la niñez y juventud en Puerto Rico y ha recomendado que los niños y las niñas de la isla sean incluidos en los estudios que incluyen a las demás jurisdicciones de EE.UU. Además, el NCLR ha exhortado a las agencias de Puerto Rico que recopilan información a que la analicen por edades sencillas o en categorías agrupadas más pequeñas, en lugar de agrupar a todos los niños en la categoría de “menores de 18 años” y ha abogado para que regularmente se publique en línea la información sobre el bienestar de la niñez.

Esta investigación fue subvencionada en parte por la Fundación Annie E. Casey, a través de su apoyo al proyecto KIDS COUNT – Puerto Rico del NCLR.
 

Issues:
Geography: